Así nos influyen

El color es una de las formas más efectivas de inyectar dinamismo y personalidad a los espacios, ya sea que se incluya uno o se combinen dos o tres.  Este año que inicia  veremos una paleta de colores muy variada, que nos permitirá decorar nuestros interiores en diversos estilos.

Color del año: verde azulado

Es un color tranquilo, compuesto por azul, gris y verde. Un hermoso tono que evoca un sentido de santuario y relajación. Es versátil y perfecto tanto para exteriores como interiores. También se puede aplicar a diferentes estilos de decoración, ya sea tradicional, moderno o costero, además de que reduce el estrés.

Paleta natural

Esta combinación de colores también brinda mucha serenidad, ya que está inspirada en la naturaleza, utilizando tonos de azul, verde y beige.

 

 

Paleta oscura

Los colores oscuros pueden añadir un toque de misterio, mientras que los colores luminosos nos dan la sensación de espacio. Por esta razón se pueden combinar, por ejemplo, utilizar colores neutrales luminosos en los muebles, suelos y otros elementos decorativos, creando un bonito contraste con paredes oscuras.

 

Paleta neutra

Estos colores también son perfectos para convertir nuestro hogar en un santuario. Los dormitorios y baños son espacios privados, un refugio perfecto del mundo exterior. Azul y diferentes matices de gris pueden ayudarnos a crear ambientes muy pacíficos y relajantes.

 

Paleta energizante

Los colores tiene el poder de cambiar nuestro humor. Si buscas colores energizantes y positivos, una mezcla de naranjas, azules, verdes, amarillos y rojos te ayudarán en ese propósito. Un azul profundo brinda una nota de tranquilidad, mientras algunos toques de naranja, blanco y madera pueden equilibrarlo con sus notas cálidas. El amarillo incita a la diversión.

Colores de transición

Se puede utilizar el color verde para brindar impacto en un área de transición, un pasillo o un recibidor. También pueden dar vida a una ventana o una puerta.